Estás viendo

Restaurante Os Bocois en A Coruña

en: restaurantes en a coruña > restaurantes en a coruña > marisquerías > restaurante os bocois
Restaurante Os Bocois

A quien le guste un restaurante donde el buen comer esta por encima de cualquier otra consideración no debe dejar de visitar el paraíso particular del buen comedor, no debe dejar de visitar el restaurante coruñés Os Bocois.

El Restaurante – Bodega Os Bocois es el típico restaurante donde cualquier comensal se sentirá a gusto. Es lo rustico, lo casero, lo personal elevado a su máximo exponente, y por supuesto con un servicio, y como se decía, con una calidad en sus platos difícilmente superable.

La verdad es que bien sea por su aspecto de vieja bodega, bien sea por sus toneles y mesas de madera o bien sea por cualquier otro factor, la primera vez que entramos en el Restaurante Os Bocois ya nos genera un sentimiento especial y nos atrae y engancha irremediablemente. Que duda cabe que esa sensación inicial, se va tornando en imborrable con el paso del tiempo, hasta hacer de buen seguro de Os Bocois uno de nuestros parajes, uno de nuestros remansos de gozo y disfrute culinario habitual.

Centrándonos en la comida misma, destacaremos distintas gamas de especialidades en el lugar, siendo las tablas y las ensaladas unas de ellas, las raciones de productos variados y los postres caseros en otro lugar. Además cabe destacar la disponibilidad de menú diario en este restaurante e incluso la disponibilidad de un asequible menú especial los sábados por la noche.

Obviamente si una especialidad no podía faltar en un restaurante-bodega es su amplia dedicación a los buenos caldos, así, los amantes del buen vino, en este lugar, por menos de lo que se piensan probaran autenticas joyas para el paladar.

Po último decir que este lugar se encuentra cerrado los domingos y festivos, abierto los lunes a viernes de 11 a 16h y de 20 a 24h, y los sábados de 12 a 16h y también de 20 a 24h.

ESCRIBE TU OPINIÓN

HAY 1 OPINIONES
Default Avatar
Rafael

31 de diciembre de 2016 a las 12:24

Completamente surrealista lo vivido el 30/12 en este sitio: unos señores mayores de camareros que no tenian ni idea del oficio, la comida malísima y escasa, el vino malisimo y no tenian ni gaseosa...no era la gente habitual del sitio y no pedimos el libro de reclamaciones porque nos dieron pena porque nos dieron pena. Pero